¿Qué es la soldadura MIG/MAG?

La soldadura MIG/MAG es uno de los procesos de soldadura más utilizados, pero, ¿en qué consiste? El artículo de nuestro blog te contará todo lo que necesitas saber sobre la soldadura MIG/MAG, desde la selección de los gases de protección y materiales de aporte adecuados hasta las propiedades de los diversos tipos de arco voltaico.

MIG/MAG: Dos variantes de la soldadura por gas protector

La soldadura MIG/MAG también se conoce como soldadura por hilo MIG/MAG, y es uno de los procesos de soldadura que utiliza gas protector. Esto abarca todos los procesos de soldadura por arco voltaico en los que se utilizan gases protectores para proteger el baño de fusión del contacto indeseado con el oxígeno del aire ambiente.

La soldadura MIG/MAG consta realmente de dos procesos de soldadura diferentes: la soldadura MIG representa a la soldadura de metal por gas inerte. Este proceso utiliza gases inertes, es decir, gases protectores inactivos como el argón, el helio o sus mezclas. La soldadura MAG significa soldadura de metal por gases activos. Aquí, los gases protectores activos como el dióxido de carbono (CO2) u oxígeno (O2) se añaden al gas portador, el argón. Sin embargo, también es posible utilizar CO2 puro como gas protector para el baño de fusión.

¿Dónde se utilizan estos procedimientos?

Los procesos de soldadura MIG/MAG son muy versátiles y se utilizan en la industria metalúrgica, en el acero, en la construcción naval y de contenedores, así como en la industria automovilística, entre otras. Los procesos MIG/MAG pueden utilizarse para procesar componentes de diferentes espesores, geometrías y materiales. La soldadura MIG es particularmente adecuada para los metales no ferrosos, como aluminio, magnesio, cobre y titanio. El MAG se usa principalmente para soldar aceros no aleados, de baja y de alta aleación.

Soldadura MIG/MAG: Así funciona

En la soldadura MIG/MAG se utiliza corriente continua. El arco voltaico se enciende entre la pieza y un electrodo de soldadura de fusión, que también es el material de aporte de soldadura necesario. El electrodo de soldadura es prácticamente interminable. Viene de una bobina o de un bidón y se introduce en el tubo de contacto mediante la unidad de control. El extremo libre del hilo es relativamente corto, por lo que se pueden utilizar intensidades de corriente altas a pesar de los electrodos de soldadura finos.

Dependiendo de los requisitos, los hilos macizos o los llamados hilos de relleno estarán disponibles como materiales de aporte. En la mayoría de los casos, los hilos macizos se usan para la soldadura MIG/MAG. Estos se extraen de un hilo enrollado al diámetro nominal durante la producción. En el caso de los hilos de relleno, se introduce un relleno de polvo en la tira doblada en forma de U en una de las estaciones de producción. Esta se cierra doblándola o soldándola. Los diferentes rellenos influyen en el proceso de soldadura de diferentes maneras. El gas protector fluye de una boquilla de gas que rodea al electrodo. Protege el arco y el baño de fusión del contacto con el oxígeno del aire ambiental.

Tipos de arco

El prerrequisito básico para la soldadura MIG/MAG es el arco voltaico. Este se crea a través de un circuito de corriente cerrado entre el electrodo y la pieza de trabajo. El electrodo de soldadura casi siempre está polarizado positivamente. Durante la fase de arco voltaico, el material del electrodo de fusión se transfiere de forma dinámica a la pieza de trabajo. Esta transición, y por lo tanto el tipo de arco, depende de la tensión y de la velocidad de alimentación del hilo: si la tensión y la velocidad de hilo aumentan, también lo hace el volumen de gotas y la transferencia de material queda libre de cortocircuitos.

Principalmente se distinguen cuatro tipos de arco voltaico diferentes, aunque los límites entre ellos son un poco borrosos. La soldadura MIG suele utilizar un arco voltaico de rociadura o un arco voltaico pulsado. La soldadura MAG es posible con arcos cortos y de transición, así como con arcos voltaicos de rociadura y pulsados.

Arco voltaico corto
Arco voltaico corto

El arco voltaico corto es un arco voltaico en el rango de potencia inferior, es decir, con baja tensión y baja velocidad de hilo. Se puede usar para soldar en casi cualquier posición. La formación de proyecciones es baja y el arco voltaico es muy fácil de controlar. Es especialmente adecuado para la soldadura de chapas finas y posiciones de raíz.

Arco voltaico de transición
Arco voltaico de transición

En el arco voltaico de transición, los cortocircuitos y las transiciones de rociadura se alternan en intervalos irregulares. Las proyecciones se producen con mayor frecuencia, por lo que este tipo de arco debe evitarse en la medida de lo posible.

Arco voltaico de rociadura
Arco voltaico de rociadura

El arco voltaico de rociadura se enciende de manera continua, sin interrupciones de cortocircuito. El material de aporte pasa al baño de soldadura a alta velocidad y en finas gotas. Este arco genera una alta aportación de calor en la pieza, una alta tasa de deposición y una penetración profunda. Por ello es especialmente adecuado para soldar chapas más gruesas.

Arco voltaico pulsado
Arco voltaico pulsado

En el caso del arco voltaico pulsado, la transferencia de material está controlada por impulsos para evitar cortocircuitos no deseados. El resultado es un arco de aplicación universal con un nivel de proyecciones muy bajo. Permite soldar diferentes tipos y espesores de material con resultados de alta calidad.

arco voltaico rotativo
Arco voltaico rotativo

El arco voltaico rotativo es particularmente potente y es adecuado para soldar piezas de trabajo especialmente gruesas debido a su alta aportación de calor. La gota se desvía lateralmente del electrodo de soldadura durante la separación y pasa al baño de fusión en un movimiento de rotación. Este proceso solo es posible de forma mecanizada, por lo que su campo de aplicación es limitado.

arcos voltaicos combinados
Arcos voltaicos combinados

Los arcos voltaicos combinados suelen consistir en arcos pulsados y arcos cortos. El arco pulsado produce la penetración y la aportación de calor necesarios, el arco corto asegura un mejor control del baño de fusión. Este tipo de arco voltaico se utiliza a menudo para soldar en posiciones forzadas.

Los tipos de arco voltaico explicados con un ejemplo: soldadura de acero MAG con hilo de 1,2 mm

Ventajas de la soldadura MIG/MAG:

  • Alta tasa de deposición
  • Sin formación de escoria
  • Cebado sencillo del arco voltaico
  • Apta para la soldadura mecanizada y automatizada
  • Alta velocidad de soldadura con una buena calidad de cordón
  • Compatible con posiciones forzadas o complicadas
  • Bajos costes de material de aporte

Inconvenientes de la soldadura MIG/MAG:

  • La soldadura en el exterior o en salas con corrientes de aire solo es posible con determinadas condiciones
  • Sensibilidad contra corrosión y humedad
  • Subceptible a la porosidad y a la falta de unión
  • Riesgo de formación de proyecciones
  • Calidad de cordón parcialmente inferior a la de la soldadura TIG

¿Buscas un sistema de soldadura potente y compacto que pueda manejar todos los procesos de soldadura MIG/MAG de forma flexible y fiable? Entonces echa un vistazo a nuestra TPS/i.

La soldadura es compleja, pero entender lo básico es fácil. La serie de artículos de Fronius «¿Qué es…?» te ayudará a comprender algunas nociones básicas de soldadura. Más artículos de esta serie:

¿Qué es la soldadura TIG?

¿Qué es la soldadura de aluminio con corriente alterna (CA)?

Comparte tus pensamientos