Por qué es tan importante calibrar los sistemas de soldadura

Para asegurar el estándar de calidad del sistema de soldadura a largo plazo, es necesario realizar calibraciones periódicas. Es muy importante, sobre todo para las empresas de soldadura, que el equipo ofrezca resultados de soldadura uniformes durante toda su vida útil.

Al calibrar los sistemas de soldadura, se mide la tensión, la intensidad de corriente y la velocidad de hilo. Para esto, el sistema de soldadura está conectado a una estación de calibración. También existe la opción de medir el flujo de gas de la fuente de corriente de soldadura. El software de calibración analiza y compara los valores del equipo de soldadura correspondientes con los valores estipulados. Así se calcula la amplitud de la desviación entre los dos valores, y si esta desviación está dentro de las tolerancias definidas. La regulación de los valores de tolerancia permitidos viene determinada por la normativa europea (EN) 50504: «Validación de los equipos de soldadura por arco». Si el proceso de calibración no produce un resultado satisfactorio, deben tomarse medidas. Mientras no se corrija el defecto, las empresas no deberían utilizar el equipo de soldadura para su producción, entre otras cosas, debido a la garantía de calidad y a la responsabilidad del producto.

Ventajas y requisitos

En general, los dispositivos MIG/MAG, E-Hand y TIG pueden calibrarse. En las empresas de procesamiento de metales que cuentan con un certificado de cumplimiento de una norma, los sistemas de soldadura deben calibrarse periódicamente. Entre las normas se incluyen, por ejemplo, la serie ISO 9000 y la EN ISO 3834-2, que definen los principios para asegurar la calidad de los productos soldados. Los requisitos para la producción y la declaración de conformidad UE de las estructuras de acero y aluminio vienen definidos por la norma EN 1090. El cumplimiento de las normas, entre otras cosas, despierta confianza en el cliente y define la profesionalidad del fabricante. Por último, pero no por ello menos importante: la prueba de calibración puede ser útil en caso de reclamaciones.

Realizar tareas periódicas de mantenimiento en los equipos cuesta dinero, por supuesto, pero una producción que no pueda demostrar que se ajusta a las normas puede salir mucho más cara si se producen daños. En caso de accidente, tanto las personas como las estructuras de acero pueden resultar perjudicadas. Por lo tanto, el cliente está obligado a asegurar la calidad de los productos. Calibrar periódicamente los sistemas de soldadura es el primer paso para el éxito.

CONSEJO: Combinar inspecciones de seguridad y calibraciones periódicas permite ahorrar dinero y tiempo.

¿Te gustaría saber más sobre calibración? Visita el sitio web de Fronius para obtener más información sobre nuestros servicios.

Comparte tus pensamientos